El Empoderamiento Femenino Construye Región

Editorial 1. Julio 8 2020 EMPODERAMIENTO DE LA MUJER
julio 8, 2020
La Enfermedad del Desempleo
julio 13, 2020

El Empoderamiento Femenino Construye Región

El empoderamiento femenino entendido como el mecanismo que permite la potencialización de las habilidades y aptitudes de las mujeres en diferentes ámbitos, es la pieza clave para lograr equidad de género que ha sido factor determinante para el desarrollo de los países, así lo han determinado varios organismos como ONU Mujeres, Pacto Global, agencias de Naciones Unidas, el Banco Mundial y el Foro Económico Mundial. Sin embargo, se han presentado dificultades a la hora de introducir este concepto en el tejido social pues nos encontramos en un contexto marcado fuertemente por los estereotipos de género que determinan una dinámica social en donde la desigualdad es protagonista.

Detrás de estas desigualdades está la sobrecarga de trabajo doméstico y de cuidados no remunerados, el cual recae principalmente en las niñas y mujeres.

Las mujeres tienen que cuidar a sus hijos(as), padres, y son quienes deben encargarse de las tareas del hogar, además quienes incursionan en el mundo laboral, los empleos más comunes son de enfermeras, cuidadoras de personas mayores y trabajadoras domésticas. Mientras que los hombres tienen que proveer en sus casas y mantener económicamente a sus familias.

Diariamente, las mujeres en promedio destinan 7 horas 14 minutos al trabajo doméstico y de cuidados no remunerado, mientras que los hombres destinan menos de 4 horas a estas tareas. Es por esto que la mayoría de niñas y mujeres no pueden aprovechar de la misma manera las oportunidades de educación, capacitación, empleo y tampoco disfrutar de tiempo para ocio y cuidado personal, debido a la gran cantidad de tiempo que dedican al trabajo no remunerado.

La mayoría de mujeres “inactivas” (59%) se dedican a oficios del hogar como actividad principal. Este porcentaje es de 8,1% para los hombres. El 57% de los hombres “inactivos” se dedican a estudiar como actividad principal. Este porcentaje es de 28% para las mujeres inactivas, según datos del boletín de ONU mujeres 2019.

La forma en como entendemos, percibimos e interpretamos la realidad de la vida entre hombres y mujeres nos muestra que aún existe una gran brecha de desigualdad siendo esta la responsable de sociedades injustas, pero que a su vez desde el gobierno anterior con la primera mujer elegida como gobernadora del departamento del Valle del Cauca y con la continuidad de la actual gobernadora se trabaja cada día por disminuir estas brechas, promoviendo desde la Secretaría de Mujer, Equidad de Género y Diversidad Sexual, en cabeza de la Secretaria, el empoderamiento femenino tanto en el ámbito económico cómo político.

Adicionalmente cuando hablamos de equidad, no solo debemos pensar en una distribución justa de los recursos y servicios para todos los ciudadanos. Este concepto en los departamentos debería también vincular el acceso a la información y la participación en la gobernanza de la región. Lograr un mayor porcentaje de intervención femenina y colaboración en la toma de decisiones podría garantizar la construcción de un diálogo mixto que involucre la visión de todos y mejore la gestión de nuestro Departamento.

Promover este ejercicio no solo es una herramienta de empoderamiento a la población femenina, también es una ventaja para el departamento ya que las mujeres tienen un mayor poder de convocatoria y de concientización frente a la responsabilidad que tienen los ciudadanos de participar y construir región.

El Departamento del Valle del Cauca ha avanzado significativamente en los procesos de emprendimiento y empoderamiento, contando con iniciativas institucionales para promover y promocionar el desarrollo efectivo de la mujer en todas las áreas de su vida, que tal vez en el pasado han sido desconocidas o no se les ha dado la importancia que radica para el crecimiento de la sociedad.

No obstante, todavía hay algunos retos y desafíos que atender, uno de ellos es el de incrementar la participación de las mujeres en los espacios de toma de decisiones, promoviendo así el empoderamiento político y que existan más mujeres líderes con nuevos roles, distintos de los tradicionales, logrando así erradicar prejuicios discriminatorios contra las mujeres, reforzando el concepto de la mujer ciudadana frente a la mujer víctima, sometida, vulnerable y dependiente económicamente.

De igual manera, como lo mencioné anteriormente, desde la institucionalidad se promueve la creación de escenarios en equidad de género por medio de espacios que fomenten el empoderamiento económico de la mujer,  reconociendo que partimos desde un escenario cultural que normaliza o no reconoce la desigualdad que se da a razón del género, propendiendo por forjar cambios estructurales a nivel estatal en donde se adopte una perspectiva de género; al implementarlo se logrará que las mujeres ya no se reivindiquen a sí mismas desde las representaciones victimizantes sino que sean autónomas y cuenten con la plena libertad y garantías para llevar a cabo su proyecto de vida en respeto y conocimiento de los derechos humanos que las atienden.

Según datos del Dane, en Colombia en 2019 el 62% de los propietarios de los micronegocios fueron hombres, mientras que el 38% fueron propietarias mujeres. Si las mujeres pudieran participar en la economía en igualdad de condiciones, el Producto Interno Bruto mundial podría aumentar 26%, lo que equivale a 12 billones de dólares para el año 2025.

En Colombia, una mujer recibe 88 pesos por cada 100 que recibe un hombre por realizar el mismo trabajo. La brecha salarial entre hombres y mujeres fue de 12% en 2018.

Por esto, los invito a que construyamos en igualdad, con el propósito de aportar a la sociedad oportunidades que generen a través de la consciencia, el compromiso por nuestra comunidad y el progreso de su entorno, haciendo visible nuestro departamento como promotor de la equidad llegando a todas las personas con un trabajo responsable y participativo.

Agradecemos a las mujeres que con su accionar, dedicación y labor diaria contribuyen en el territorio vallecaucano a promover, fortalecer, elevar los niveles de participación, de afirmación femenina y de construcción de sociedad para lograr avances significativos en materia de género, y que son reconocidas por la comunidad por su ejemplo y dedicación.

Lady Johanna Restrepo

Coordinadora Línea de Empoderamiento Político y Económico – Secretaría de Mujer, Equidad de Género y Diversidad Sexual del Valle del Cauca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?